¿Es posible viajar barato a Copenhague, una de las ciudades más caras de Europa? La respuesta es ¡sí! Si quieres saber cómo, sigue leyendo…

Si os habéis interesado por este post es porque queréis conocer la capital danesa sin dejaros el sueldo del mes, porque sí, es una ciudad cara, pero sinceramente nada tan desorbitado que no se vea en otras capitales europeas.

Ya sabéis que a mí me gusta viajar low cost y para ello siempre sigo la reglas de oro para ahorrar en los viajes: deja las comodidades prescindibles de lado. No os perdáis el post con mis tips para que vuestros viajes salgan más baratos y así ahorrar en los viajes que hagáis.

Alojarse barato en Copenhague

El viaje a Copenhague (enero 2020) fue un viaje en familia. Nosotros nos adaptamos muy bien a cualquier situación, y en mi opinión esto también ayuda mucho en los viajes en grupo.

El primer punto para ahorrar en nuestro viaje a esta ciudad es el alojamiento. Entiendo que ir en familia a un albergue es algo que no puede encajar a todo el mundo, aún siendo la opción más barata.

Nosotros nos quedamos en uno, pero con baño privado y, al ser cuatro, la habitación entera para nosotros.  A veces incluso pagando un poco más sigue mereciendo la pena para tener el baño privado.

El albergue en el que nos quedamos fue Danhostel Copenhagen City y ¡parecía un hotel! Teníamos unas vistas increíbles a la ciudad y lo recomiendo muchísimo.

Además, una de las ventajas de los albergues es que en su gran mayoría tienen cocina compartida, un punto más a favor para nuestro bolsillo, ya que podemos cocinar allí y evitar algunas comidas fuera; esto nos ayudó a ahorrar bastante dinero también (los desayunos y las cenas las hicimos allí, comprando en un super cerca lo que necesitábamos). Nos costó 25 euros por noche y persona.

Esto también podríais hacerlo si os alojáis en un hotel, ya que las habitaciones tienen neverita y así podéis comprar para desayunar, e incluso cenar algo que no necesite ser calentado, por ejemplo.

Comer barato en Copenhague

Para comer fuimos a dos restaurantes de buffet libre, el que más nos gustó fue el de Dalle Valle, que repetimos el último día. Los había buscado antes por internet como opciones para comer barato en Copenhague. Para nosotros fue una opción perfecta, porque nos costó 16 euros por persona y comimos todo lo que queríamos y estaba muy rico.

Otros gastos en Copenhague

El vuelo a Copenhague tampoco suele ser de los más baratos, pero sí que se pueden encontrar. Nosotros tardamos en cogerlo y nos subió, al final nos costó 90 euros por persona viajando de sábado a lunes (lo habíamos visto por 45 euros).

Para ir del aeropuerto al centro de Copenhague y viceversa, cogimos un bus para la ida y el metro para la vuelta, y nos costó 5 euros por persona.

Ya en la ciudad, nosotros no somos mucho de visitas a iglesias, monumentos y demás, a no ser que sean súper imprescindibles. Así que solo vimos por fuera lo más importante de la ciudad sin gastar el dinero de la entrada.

Otro sitio que solo vimos un poco por fuera fue el Tivoli, hacía mucho frío y llovía y, por el precio de la entrada (son unos 20 euros y para montarte a las atracciones hay que pagar a parte), nos pareció que era prescindible. si hubiéramos ido en verano creo que la situación habría sido diferente.

Si, en cambio, sois de los que os gusta visitar todo y moveros en transporte público, incluso si vais a visitar alguna ciudad cerca, quizás os puede salir rentable la tarjeta Copenhagen Card. Os recomiendo comprarla en el mismo aeropuerto ya que os valdría también para utilizar el metro hasta el centro de la ciudad. Consigue aquí tu Copenhagen Card.


Podéis seguir mis aventuras por el mundo también en INSTAGRAM y TWITTER ¡y que nunca os falten motivos para viajar!

Pin It on Pinterest

Share This