¿Cómo viajar barato a Singapur? En mi primer viaje al Sudeste Asiático (julio 2019) quise aprovechar para acercarme también a Singapur. Esta ciudad-Estado está considerada por muchos como un “oasis” en medio de Asia, y no es para menos. Pasear por sus calles es viajar al futuro, donde hoy ya es mañana, un mañana visible y palpable.

Singapur es una de las ciudades más caras en las que he estado del mundo. Pero no todo está perdido 🙂 Si vuestro presupuesto es bajo, como lo era el mío, viajar barato a Singapur sí es posible y sin dejar de disfrutar de lo mejor de la ciudad.

Singapur una de las naciones más desarrolladas del mundo, y lo notamos desde el minuto uno en la sociedad en sí, tolerante, multicultural, progresista, responsable con el medioambiente; en el uso que le da a las nuevas tecnologías; en los transportes; en sus calles impolutas, en su búsqueda constante del bienestar. A cada paso que damos encontramos algo con lo que quedarnos maravillados.

Singapur es la ciudad de las prohibiciones y las multas son muy elevadas, por eso tenemos que andar con ojo porque lo que puede ser normal para alguien en su país seguramente aquí no lo sea.

Por ejemplo, no se puede fumar en lugares públicos, ni tirar colillas o basura en la calle, tampoco comer y/o beber en los transportes públicos, no se puede masticar chicle ni introducir más de dos paquetes por viajero, tampoco están permitidos los “achuchones” o mostrar la homosexualidad en público…

¿Cuántos días dedicarle a Singapur? Personalmente creo que con 2 días bien aprovechados (yo estuve día y medio) son más que suficientes para conocer lo más característico de esta ciudad futurista.

DÍA 1 – Little India, Arab Quarter, Haji Lane, Clarke Quay, Old Police Station y Gardens by the Bay

Empezamos el día en Clarke Quay, el muelle situado a las orillas del río Singapur. Aquí hay una gran diversidad de locales y restaurantes, y es una zona con mucha vida y llena de color pero también muy cara. Aprovechamos (este viaje lo hice con mi hermana) para hacernos alguna foto en una de sus fachadas características.

Desde aquí fuimos caminando hasta la Old Police Station, la antigua estación de policía en Singapur. En este edificio histórico llama la atención sus ventanas de colores que, junto con el resto de la ciudad, la llenan de vida. Singapur es una de las ciudades con más color que he conocido.

La siguiente parada fue Little India, el barrio indio de Singapur. Desde que viví en Reino Unido, y aún si conocer India le tengo mucho cariño y me siento atraída por su cultura, gente, gastronomía… y por eso tenía claro que quería conocer este barrio. Y fue un gran acierto.

Nunca había estado en un barrio tan auténtico. Por momentos me sentí aún más extranjera al verme rodeada de locales y casi ningún turista, arropada por parte de su cultura y la sensación de poder trasladarme a otro lugar estando en uno muy diferente me encantó.

A continuación fuimos al Arab Quarter, el barrio árabe de la ciudad, mucho menos atractivo que Little India, y aprovechamos para acercarnos a la colorida y conocida calle Haji Lane.

Al caer la tarde nos dirigimos hasta la zona de la bahía y llegamos caminando hasta los Gardens by the Bay. No hay ningún otro lugar en el mundo que se pueda comparar con este. Estos jardines son una auténtica pasada.

Estar bajo estos árboles gigantes de hierro cubiertos de flores y luces es una sensación mágica y única. Hay un show de luces y sonido (OCBC Garden Rhapsody) que hace de esta experiencia aún más especial. Horario: 19.15h y 20.25h. Es gratuito. También se puede subir a una pasarela por 8 SGD desde dónde conseguir una de las mejores vistas a la ciudad.

View this post on Instagram

📍Gardens by the Bay. Singapur🇸🇬 . . . Estos jardines se han convertido en una de las mayores atracciones turísticas de Singapur y en mi visita a la ciudad tenía claro que no podía dejar de visitarlos. Está formado por varios jardines. El más espectacular es este, el Supertree Grove, formado por superárboles de acero recubiertos por flores, que fueron construidos para aprovechar el uso sostenible de la energía: recogen el agua de la lluvia y con sus células fotovoltaicas almacenan energía que es utilizada al final del día en su iluminación. Si queréis vivir su momento más mágico, no os perdáis su espectáculo de luces a las 20:45h. ¿Increíbles verdad?🙂

A post shared by R A Y 🌸 | Travel Blog (@101motivosparaviajar) on

DÍA 2 – Peranakan houses, Merlion Park, paseo por Marina Bay, show de luces y Chinatown

Las Peranakan houses son unas casitas de colores que aún se conservan en un barrio de Singapur, herencia del poblado de peranakans descendientes de los chinos que vivieron hace años en la ciudad.

Aunque es interesante conocerlas, porque nos ayudan a conocer parte de su cultura y cómo eran las construcciones en aquella época, el hecho de que se encuentren a una media hora en transporte público del centro de la ciudad, me parece que son muy prescindibles, sobre todo si no tenéis muchos días en Singapur, además alrededor no hay nada.

La siguiente parada fue en uno de los lugares más emblemáticos de Singapur: el Merlion Park. Aquí encontramos al símbolo de la ciudad, su león-sirena, una criatura mítica con cabeza de león y cuerpo de sirena que veréis por todos los rincones.

Es uno de los lugares más visitados de Singapur así que armaros de paciencia. Desde aquí hay una de las vistas más impresionantes a Marina Bay, bahía ubicada en el área central de Singapur, donde al fondo veremos también el famoso hotel de las dos torres, el Marina Bay Sands, al que llegamos bordeando toda la bahía.

Por la noche, también hay un espectáculo de luces en las fuentes centrales de esta, el Spectra – A Light & Water Show. Horarios: De domingo a jueves, a las 20h y 21h; viernes y sábados, a las 20h, 21h y 22h. Es gratuito. Un planazo si queréis viajar barato a Singapur.

Después del espectáculo de luces, nos dirigimos a nuestro alojamiento en Chinatown, y aprovechamos para conocer este barrio un poco más y para comprar souvenirs.

Nos faltó ver los Gardens by the Bay de día y conocer los jardines chinos y japoneses. Pero estoy segura que volveré a esta ciudad a conocer lo que nos quedó pendiente. Para incluirlos, tan solo madrugad un poquito más y también podéis quitar las Peranakan houses si no vais más de dos días, que como os he comentado para mí son prescindibles.

Dónde alojarse en Singapur

Si queréis viajar barato a Singapur, el tipo de alojamiento que escojáis influirá mucho en lo que gastéis.

En Singapur fue el único lugar donde cogimos albergue (Atlantis Pods @Chinatown) porque fue lo más barato que encontramos, y porque nos daba igual para un par de noches, pero entiendo que los que quieran algo más cómodo e “íntimo”, y quieran y puedan gastar más, se cogerán un hotel.

Dónde comer en Singapur

Nuestro alojamiento tenía desayuno incluido así que eso lo hemos ahorrado. Para comer, fuimos al food court en la planta baja del centro comercial de Marina Bay Sands, a los puestos de Little India y a Chinatown.

También hemos cogido algo de comida (o para picar) en los supermercados 7-eleven, muy típicos allí. El último día nos apetecía comer algo más sano después de tantos días (tras haber estado en Tailandia y Kuala Lumpur) con arroz y pasta, así que encontramos un restaurante eco-friendly y vegano cerca de Chinatown, nos pedimos una ensalada muy completa y un zumo de frutas natural.

Presupuesto de viaje a Singapur

  • Alojamiento: 150 SGD por dos noches por 2 personas (aprox. 100€ = 50€ por persona).
  • Comida: 100 SGD (66€ aprox. por 2 personas)
  • Transporte (traslado a aeropuerto y metro): tarjeta Tourist Pass para dos días (16 SGD= 10,50 € aprox.) (se coge en el mismo aeropuerto y es muy buena opción porque sirve para ir de allí al centro. Hay que dejar un depósito de 10 SGD que lo devuelven a devolver la tarjeta).

TOTAL PRESUPUESTO LOW COST SINGAPUR 2 DÍAS: 282 SGD (=187€ aprox. = 93,50€ por persona)

Y si sumamos vuelos: Kuala Lumpur – Singapur (30€ = 15€ por persona) + Singapur – Bangkok (105€ = 52,50€ por persona) = 161 € por persona en total para 2 días en Singapur.

Espero que viajar barato a Singapur ya no sea un problema para los que estáis pensando en visitar la ciudad del futuro.


Si queréis seguir de cerca mis aventuras, seguidme en INSTAGRAM y TWITTER y ¡que nunca os falten motivos para viajar!

 

Además, por ser mis lectores, os regalo 25€ de descuento en vuestra reserva al registraros por primera vez en Airbnb:

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: