Frankfurt: por qué la ciudad con peor fama de Alemania vale la pena

No sé por qué siempre me he sentido atraída por esos destinos que la gente suele decir que «no tiene nada». Frankfurt siempre había sido uno de ellos y no sé por qué pero me despertaba cierta curiosidad. En mi viaje en Semana Santa (2019) un vuelo barato me llevó hasta allí. Fue la primera parada de este viaje de 5 días en solitario por Alemania y Luxemburgo, y solo puedo deciros que me sorprendió mucho y sin duda la recomiendo a todo aquel que me pregunta. Sí, Frankfurt no deja de ser el centro financiero de Alemania pero no es solo eso, tiene mucho más.

Esta pequeña ciudad, atravesada por el río Main, tiene combina modernidad con tradición, arte e historia y lo más importante: guarda su propia esencia alemana. Y yo, como enamorada de este país, me encantó. Así que si estáis pensando en visitarla no dudéis en hacerlo y seguid leyendo…

¿Qué ver en Frankfurt?

Frankfurt fue prácticamente destruida durante la Segunda Guerra Mundial y es por eso que encontramos una mezcla de edificios nuevos y otros que aún conservan su estilo original, ya que fueron reconstruidos para que no lo perdieran. Se puede recorrer perfectamente caminando y un día es perfecto para conocerla. Además, si tenéis más días, podéis aprovechar para conocer ciudades cerca o incluirla como una de la parada de vuestra ruta por Alemania, y así aprovechar vuestra visita.

Quizás te interese:

Yo dividiría Frankfurt en tres zonas: el casco histórico, la zona financiera y la zona del río.

Casco histórico de Frankfurt

Para mí la parte más bonita y uno de los lugares con más encanto de la ciudad. La plaza de Römeberg constituye el centro histórico de la ciudad donde encontramos varios edificios históricos reconstruidos tras la Segunda Guerra Mundial, entre ellos Altes Rathaus, el Ayuntamiento, rodeado de las típicas construcciones alemanas con entramado de madera.

View this post on Instagram

📍Frankfurt. Alemania 🇩🇪 . . . Frankfurt iba a ser una ciudad de paso porque según muchos “no tiene nada”. Qué gran sorpresa me llevé al encontrarme con uno de los centros históricos más bonitos que he visto, de sus calles llenas de vida y de contrastes, donde rascacielos conviven con edificios que guardan años de historia. Si tuviera que sacar algo malo de esta ciudad, como os conté en su momento, es que viajando sola no me sentí nada segura😰 ¿Habéis estado? Feliz domingo❤️ . . . 🇧🇷Dizem que Frankfurt não tem nada, que é uma cidade feia. Foi uma grande sorpresa pra mim descubrir que não é verdade! Adorei a cidade, o contraste dos edificios, amei. Mais infelizmente não me senti segura nessa cidade. Já visitaram? Bom domingo!

A post shared by R A Y 🌸 (@101motivosparaviajar) on

 

Aquí también se encuentra la preciosa Iglesia de San Nicolás, con sus colores blanco y rojo característicos os hará que la quedéis observando un buen rato.

Muy cerquita de Römeberg se encuentra la Catedral de San Bartolomé, la principal de Frankfurt. Aunque yo no lo hice, podéis subir a su torre de 96 metros de altura, que fue completada en 1877, y conseguir una de las mejores vistas de la ciudad (precio 3.50€).

Zona financiera de Frankfurt

Aunque no deja de ser una zona de edificios modernos y rascacielos, no dejéis de incluir esta zona. No sé por qué pero allí entre ellos me sentí como si estuviera en Nueva York, llamadme loca pero por un momento me teletransporté a otra ciudad. Al llegar a la «entrada» de esta zona os llamará la atención el enorme símbolo del euro que hay allí. No pude evitar hacerme una foto.

Zona del río de Frankfurt

Para llegar a la otra parte de río Main debemos cruzar su Puente de Hierro (Eiserner Steg), construido en 1968 por los propios ciudadanos de la ciudad. La zona del río se llama Museumsufer, “Ribera de los Museos”, y está rodeada por varios museos importantes del país (15 en total), entre ellos el Museo Alemán del Cine y el Museo Städel de Bellas Artes.

Desde el otro lado veremos a los característicos rascacielos de Frankfurt decorando su skyline. En los días soleados y de buen tiempo, es típico encontrarse con mucha gente haciendo deporte a las orillas del río o sentados en el césped pasando la tarde.

 

Frankfurt, ¿una ciudad peligrosa?

Tengo que reconocer que nunca lo habría pensado hasta que días antes de ir me dijeron «ten cuidado por la zona de la estación y no te metas al Barrio Rojo». WHAT?? Nunca me lo habría imaginado, y viajando sola empecé a preocuparme y preguntarle a más gente que había estado y, efectivamente, Frankfurt no es una de las ciudades más seguras de Europa. Aunque a mí no me pasó nada sí es cierto que por la zona de la estación suele estar gente muy rara así que lo mejor es ir precavidos, evitar estar muy de noche y estar atentos.

Por otro lado, os recomiendo evitar el Barrio Rojo, aunque hay gente que dirá que «hay que ir a conocerlo» en mi opinión no os perdéis nada y sinceramente yo lo evitaría. No tiene nada que ver con el barrio rojo de Amsterdam. En el Barrio Rojo de Frankfurt os encontraréis lo peor de la ciudad. Yo me metí en él por error, siguiendo el GPS para volver a mi hotel de repente me vi metida en sus calles y sola, menos mal que era de día. Con deciros que vi a gente tirada en la calle pinchándose ya os podéis imaginar el mal rato que pasé… y si os lo cuento por aquí es para que lo sepáis y si decidís ir, id acompañados. No es el mejor escenario para estar de paseo, en mi opinión.

Espero que después de saber un poquito más sobre esta ciudad os animéis a visitarla y sorprenderos con todo lo bonito que tiene para ofrecernos.

 

Si queréis seguir de cerca mis aventuras, seguidme en INSTAGRAM y TWITTER y ¡que nunca os falten motivos para viajar!

Ray

101 motivos para viajar

¡Hola! Soy Ray. Periodista. Viajo desde mi primer año de vida, pero lo empiezo a contar solo a partir del año 2014, cuando nace 101 motivos para viajar. ¿Te unes a esta aventura interminable?

También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.