Qué ver en Chiang Mai y alrededores

Visitar el norte de Tailandia es una de sus zonas incluidas en cualquier itinerario de los que quieren conocer un poquito más sobre este increíble país, y Chiang Mai es la ciudad elegida para hacerlo y tomar como punto de partida a otras ciudades o lugares cercanos. Aunque me hubiera gustado haber estado más tiempo, en mi viaje a Tailandia le dediqué 3 días, pero yo recomiendo al menos 5.

Aunque Chiang Mai es una ciudad pequeña, me ha impresionado tanto y tiene tanto por ver…. aquí encontré los templos más variopintos de Tailandia, y lo mejor de todo es que esta ciudad no está masificada. Podemos disfrutar de esa esencia tailandesa así como de su gastronomía sin tener que dividir espacio con miles de turistas.

DIA 1 – Templos y Night Market

El primer dia lo hemos dedicado a la ciudad, a conocer sus bonitos rincones así como sus templos, aunque hemos conocido menos de lo que nos hubiera gustado ya que cierran a las 17h. Y es que ¡hay un montón! Wat Los Molee, Wat Sri Suphan, Wat Inthakhin, Wat Para That Dos Khan, Wat Para Singh, Wat Buppharam, Wat Para That Dos Suthep, entre otros.

Por la noche, fuimos al Night Market. Uno de los mejores de Tailandia sin duda tanto para comprar souvenirs como para comprar falsificaciones, si os interesan. Aquí también hay varios puestos de comida callejera, así que es muy recomendable.

 

DIA 2 – Elephant Nature Park

Durante mi visita al norte de Tailandia, tenía claro que quería conocer a los elefantes de cerca, pero eso sí: de la manera más responsable posible. En este país es normal ver cómo existen diversas actividades con animales para atraer a turistas y ganar dinero a raíz de maltratarles (paseo en elefantes, shows con monos, sacarte fotos con tigres,…). Para mí visitar un santuario era una muy buena opción, ya que al menos nuestro dinero está ayudándoles a recuperarse de su anterior vida en la que eran maltratados por el hombre. Con esto, no digo que sea algo 100% fiable pero estoy segura que algo bueno para ellos sí que lo es.

Si queréis saber más sobre mi experiencia y opinión sobre el tema, no dejéis de leer el post en el que os hablo de ella.

View this post on Instagram

📍Elephant Nature Park. Chiang Mai. Tailandia 🇹🇭 . Cuando planeaba el viaje a Tailandia tenía claro que incluiría en la ruta conocer a estos adorables animales 🐘 pero con un requisito indispensable: hacerlo de forma responsable. En Tailandia, al igual que en otros países, el maltrato animal está a la orden del día, al que los turistas fomentan contratando tours que son de todo menos responsables. En Tailandia, me aventuro a decir, el 99% de sus actividades están enfocadas al turismo y, con ello, es normal ver que intentan poder sacar dinero a raíz de cualquier cosa, si ven que además los turistas pagan por ello. Por eso es normal ver que oferten tours que incluyen ❌paseo en elefantes, ❌ver a elefantes pintando o haciendo cualquier cosa que no es propia de ellos, ❌sacarse fotos con tigres, entre otras innumerables actividades que todos sabemos. . . . Así, en mi visita al norte de Tailandia (concretamente Chiang Mai), me decanté por el Elephant Nature Park, a raíz de recomendaciones de otros blogs y viajeros, también creí que era una de las mejores opciones. El dinero que pagamos va íntegramente para el santuario, que rescata a elefantes 🐘🐘(y otros animalitos 🐱🐶🐓🐂) de una vida cruel y llena de maltratos. Ahora bien, aunque sus prácticas sean responsables e intentan que puedan vivir lo más cerca posible a su hábitat natural (no puedes acercarte mucho a ellos, ni bañarles), tampoco digo que no haya cosas detrás, porque no deja de ser un negocio enfocado al turismo. Aunque esto puede ser tema de debate y gustos de cada uno, os recomiendo muchísimo vivir esta experiencia, sin duda gratificante e inolvidable. Os lo cuento con más detalle en el blog, que tenéis NUEVO POST 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼 Link en la bio!

A post shared by R A Y 🌸 (@101motivosparaviajar) on

 

DIA 3 – Chiang Rai. Templo Blanco y Templo Azul

Para el tercer día, tenía planeado conocer el Templo Blanco y el Templo Azul, situados en Chiang Rai a unas tres horas de Chiang Mai. Aunque en un principio, mi idea era ir por libre, porque sale muchísimo más barato, finalmente decidimos contratar una excursión, por comodidad y porque hacía un calor increíble y no queríamos perder el tiempo buscando los autobuses que nos llevarían hasta ahí (salen de la estación de autobuses, nos dejan en Chiang Rai y luego hay que coger otro bus a los templos). La que cogimos incluía también la Casa Negra (Baan Dam Museum), que no me gustó nada y en mi opinión totalmente prescindible. Nos costó 900 THB por persona (27€ aprox.)

Otra de las excursiones típicas es la de la visita al Triángulo de Oro (donde el río Mekong separa Laos, Myanmar y Tailandia), pero al incluir actividades a las que no apoyo (como la visita al pueblo de las mujeres jirafas) he preferido no cogerlo, aunque si queréis no estáis obligados a entrar porque hay que pagar aparte). O también podéis acercaros a otras ciudades encantadoras, como la de Pai, que me quedé con muchas ganas de conocer.

Templo Blanco (Wat Rong Khun)

Es un templo contemporáneo no convencional Budista e Hinduista y muy diferente a cualquier otro templo de Tailandia, y por eso su autenticidad llama la atención a miles de turistas cada año. Cada uno de sus rincones, elementos y características tienen un significado, y es que este templo está lleno de simbolismos. Está pintado de color blanco y adornado con cristales (y su interior con pinturas de oro). El color blanco significa la pureza budista y el cristal la sabiduría de Buda como la «luz que brilla en el mundo y el universo». Este templo, juega con los conceptos clásicos de infierno y del cielo y anima a los que lo visita a escapar de todos los vicios y tentaciones mediante la contemplación, la meditación y la práctica del budismo.

Para llegar al interior del Templo Blanco, tenemos que atravesar un puente llamado «ciclo del renacimiento», que significa el cruce del ciclo de la muerte y el renacimiento a un estado libre de sufrimiento y simboliza el camino hacia la felicidad al vencer nuestras tentaciones, codicias y deseos. El principio del puente está rodeado por manos que «piden ayuda» desde el infierno, donde se encuentran y representan su sufrimiento, la tentación, la codicia, la vanidad y otros pecados. Asimismo pasamos entre unos grandes colmillos que significan las impurezas de la mente. Esta parte del puente la tenemos que cruzar rápido, sin mirar hacia atrás porque, de lo contrario, atraeríamos mala suerte para el resto de nuestra vida. Los locales creen que Buda lo cruzó para predicar el dogma por primer vez. Una vez pasamos esta parte llegamos a la «puerta del cielo» donde nos encontramos con dos figuras que representan a la muerte y Rahu, que juzgan si merecemos entrar al cielo en el que nos espera la iluminación de Buda.

En mi opinión el interior es muy sencillo en comparación con su impresionante e imponente exterior. Además he de decir que en persona me ha parecido que es más pequeño de lo que realmente es en persona. Pero sin duda merece muchísimo la pena conocer este increíble templo. Si vais por libre, la entrada cuesta 50 THB.

 

Templo Azul (Wat Rong Suea Ten)

Este templo es muy nuevo, abrió sus puertas a los visitantes en 2016. Y es tan bonito tanto por fuera como por dentro que se ha convertido en mi favorito. Todos los elementos y detalles de su exterior e interior, en azul y dorado, así como otros colores, son impresionantes y lo hacen único. Dentro del templo hay una gran imagen de Buda de 6,5 metros de altura totalmente blanca y estar allí contemplándolo es pura magia. Si vais por libre, la entrada es gratuita.

 

No os olvidéis de probar aquí el riquísimo helado de coco azul.  

 

Dónde comer en Chiang Mai

Como os comentaba, Chiang Mai es un lugar perfecto para probar la buena gastronomía tailandesa, platos 100% caseros y además a muy buen precio. En la calle Ratcha Makkha y alrededores encontraréis varias opciones. Os recomiendo uno en el que estuvimos y que nos encantó: Huen Phen. Estaba todo muy rico, pero tened cuidado con el picante!!

 

Si queréis seguir de cerca mis aventuras, seguidme en INSTAGRAM y TWITTER y ¡que nunca os falten motivos para viajar!

Ray

 


No os olvidéis que siempre hay que viajar con seguro de viaje para vivir vuestra experiencia al máximo sin preocuparos por nada. Aquí os dejo 5% de descuento para contratar el vuestro con MONDO. Haz click en el banner y también aportaréis así vuestro granito de arena para que 101 motivos para viajar siga existiendo 🙂 

¿Queréis conseguir alojamientos más baratos? Aquí tenéis un 10% de descuento en tu próxima reserva con Booking.com:

Además, por ser mis lectores, os regalo 25€ de descuento en vuestra reserva al registraros por primera vez en Airbnb:

101 motivos para viajar

¡Hola! Soy Ray. Periodista. Viajo desde mi primer año de vida, pero lo empiezo a contar solo a partir del año 2014, cuando nace 101 motivos para viajar. ¿Te unes a esta aventura interminable?

También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.