Un día entre elefantes: Elephant Nature Park (Chiang Mai)

Antes de planear el viaje a Tailandia una de las cosas que tenía claro que quería hacer era ver elefantes. Un sueño que tenía desde niña y solo de imaginarlo se me ponían los pelos de punta. Así que finalmente llegó el momento de decidir cómo conocerlos de cerca. Sin duda la mejor manera es ir a los santuarios de elefantes que hay en Tailandia porque allí es donde tienen a aquellos que fueron rescatados después de haber sufrido maltratos por parte del ser humano, bien se en circos, transportando turistas o haciendo trabajos en los que tenían que cargar con mucho peso.

El problema es que en Tailandia (me aventuro a decir) el 99% de sus actividades están destinadas al turista y por eso buscan negocio en cualquier cosa. Con esto quiero decir que allí hay muchísimos santuarios pero lo peor es que también están los que dicen serlo y no lo son. Y es por esto que tenemos que tener cuidado. También veréis muchísimos tours que incluyen paseo con elefantes en los que te montas en ellos. Os pido que por favor no fomentéis este tipo de turismo, seamos viajeros responsables.

Entonces me puse a investigar sobre los distintos santuarios que hay y encontré el de Elephant Nature Park en Chiang Mai, uno de los más conocidos y recomendados por otros viajeros, y que aprovecharía para conocer en mi visita a Chiang Mai, en el norte de Tailandia. En teoría, este santuario es el único de verdad, que rescata elefantes y el dinero que consiguen se destinan íntegramente a ellos, a su tratamiento y a su cuidado. Digo en teoría porque realmente no podemos saber si hay algo oculto en su actividad porque no deja de ser una «actividad» orientada a turistas.  Si entráis en su página web veréis que tienen distintos tipos de actividades orientadas a todos los gustos, desde estar medio día con ellos hasta salir fuera del santuario y adentrarnos en la selva durante el día.

Aunque lo venden como una forma de voluntariado, en la que vas a alimentarles y ducharles (en este santuario en concreto ya no se les puede duchar porque han decidido que quieren que vivan lo más natural posible, y los elefantes se duchan solos, no necesitan nuestra ayuda, lo que me parece muy bien), pero desde mi experiencia no deja de ser turístico. Ya que, por ejemplo, cuando van llegando los grupos de turistas ellos traen a las «familias» de elefantes para que les demos de comer. Lo que quiero decir es que no es voluntario que se acerquen a comer por parte de estos animales.

De todas formas es una experiencia que recomiendo muchísimo, porque es otra forma de conocer la historia de cada uno y estar cerca de ellos, algo que de otra forma no podríamos hacerlo. Verles felices, rescatados, tranquilos, nos hace sentir muy felices también por ellos y de alguna manera nuestro dinero va destinado por una muy buena causa. Y sabemos que allí están a salvo de que sean capturados para volver a su anterior vida llena de maltratos.

Nosotras (mi hermana y yo) escogimos la opción de Single Day. El precio son 2500bath por persona, unos 72 euros (precio a julio de 2019). Nos recogen temprano en el hotel y, junto a un grupo de personas, nos llevan hasta el «campamento» dónde están estos animalitos tan adorables. Allí, además de elefantes, también tienen a perritos, gatitos, búfalos, gallinas…también rescatados de un pasado cruel. A todos les podemos ver en libertad y eso es muy gratificante.

Nada más llegar nos dan algunas instrucciones a tener en cuenta para cuando se acerquen los elefantes. A continuación, nos dan cestas con frutas para que podamos darles de comer. Tenemos que estar desde una plataforma que tiene una linea roja, que es hasta dónde podemos acercarnos como medida de seguridad. El resto del día vamos a ver cómo es su día a día, duchándose en el río, comiendo, jugando con sus amiguitos.

No nos dejaban acercar demasiado a ellos por seguridad, por lo que los veíamos de lejos y, si se acercaban, nos decían que nos alejáramos. Por esto creo que lo hacen muy bien en este sentido, porque he visto en internet a gente abrazada a elefantes, duchándoles y demás, y en este santuario, como os he mencionado antes, no lo permitían para que pudieran sentirse en su hábitat natural.

Nos dejaron acercarnos a una porque apenas tenia mucha movilidad porque tenía la cadera muy mal por los maltratos que había sufrido en el pasado, y por lo tanto no podía caminar rápido. Aún así estar tan cerca de ella imponía mucho porque son muy grandes!!! Pero tan adorables….

También nos explican la historia de cada uno de ellos, qué les pasó, cómo y por qué fueron rescatados, y nos enseñan sus fotos de antes y cómo están ahora (lo que vemos en primera persona). Ahí podemos ver la buena acción que han llevado a cabo. Igualmente podemos conocer otras iniciativas que tienen para ayudar a los animales, como la adopción.

El día en este santuario también incluye comida buffet vegetariano. Además tienen una tienda en la que podemos comprar souvenirs, y el dinero está destinado íntegramente a estos animales rescatados.

En resumen, una experiencia muy bonita, que nos permite conocer su realidad y poder aportar en cierta manera nuestro granito de arena. No sé qué tal estarán los demás santuarios pero este os lo recomiendo si os apetece vivir una experiencia diferente, enriquecedora e inolvidable.

 

Si queréis seguir de cerca mis aventuras, seguidme en INSTAGRAM y TWITTER y ¡que nunca os falten motivos para viajar!

Ray


No os olvidéis que siempre hay que viajar con seguro de viaje para vivir vuestra experiencia al máximo sin preocuparos por nada. Aquí os dejo 5% de descuento para contratar el vuestro con MONDO. Haz click en el banner y también aportaréis así vuestro granito de arena para que 101 motivos para viajar siga existiendo 🙂 

101 motivos para viajar

¡Hola! Soy Ray. Periodista. Viajo desde mi primer año de vida, pero lo empiezo a contar solo a partir del año 2014, cuando nace 101 motivos para viajar. ¿Te unes a esta aventura interminable?

También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.