Hungría

Budapest o la unión entre dos ciudades

Budapest nace de la unión entre dos ciudades: Buda y Pest. Un enorme puente, el Puente de las Cadenas es el encargado de dicha unión. Bajo él, fluye el río Danubio, que convierte a esta ciudad en su ‘perla’. Sí, Budapest es conocida como ‘La Perla del Danubio‘ y no es para menos. Recibe al año más de 5 millones de turistas y, por supuesto, es la ciudad más visitada de Hungría, país del cual es la capital. Buda es la parte alta de la ciudad, mientras Pest es la baja. La moneda oficial es el florín húngaro (un euro equivale a aproximadamente unos 300 florines).

puente_de_las_cadenas_budapest

¿Qué hacer en Budapest?

Budapest, una increíble ciudad con miles de rincones por descubrir, llama la atención por ser también la ‘Ciudad de los Balnearios‘: tiene 118 manantiales, tanto naturales como artificiales, y la temperatura de sus aguas varía de 20 a 80º, así que disfrutar de un buen baño en uno de ellos es apto para todos los gustos. El Balneário Szechenyi es el preferido y el mayor de Europa. Yo personalmente no pude visitar ningún balneario porque mi tiempo era muy cortito pero ¡todo el mundo lo recomienda!

Por otro lado, la capital deslumbra por su impresionante arquitectura. Entre los edificios más importantes podemos destacar 3 de ellos:

  • el Parlamento
  • el Castillo de Buda
  • el Bastión de los Pescadores

El Parlamento de Budapest es el tercero más grande del mundo, y fue el primero cuando lo construyeron entre 1884 y 1902. Infelizmente, cuando yo fui no se podía visitar por dentro, ya que estaban en obras. Aún así las vistas exteriores valen mucho la pena.

parlamento_budapest

parlamento_budapest

Siguiendo las orillas del río Danubio, que pasa paralelo al Parlamento, nos topamos con el famoso ‘Monumento de los zapatos’. Está formado por sesenta pares de zapatos, tanto masculinos como femeninos. Se trata de un homenaje a los judíos que fueron asesinados y tirados al río durante el holocausto en la Segunda Guerra Mundial. En este punto, eran atados en parejas para que al disparar a uno de ellos el otro fuera arrastrado hacia el agua. Los zapatos fueron puestos de tal forma que parezca que están esperando a que sus dueños salgan del agua después de darse un baño.

monumento_de_los_zapatos_budapest

Por la noche recomiendo dar un paseo por la orilla del Danubio, por la parte opuesta a la del Parlamento y así poder disfrutar de unas vistas espectaculares de esta parte de la ciudad.

budapest_noche

budapest_noche

El Castillo de Buda es precioso. Lo podemos ver desde la parte baja de la ciudad (Pest) y, si queremos, ir caminando hasta allí. Una vez arriba lo que hace mucha gente es coger un funicular, cuesta aproximadamente unos 3 euros, para volver a bajar mientras disfrutamos de unas vistas preciosas desde el mismo y de una forma diferente. Aunque personalmente no lo recomiendo, dura muy poco y tampoco se ve algo que no se pueda ver desde otro punto alto de la ciudad. Este castillo es también conocido como el Palacio Real de Budapest, ya que anteriormente vivían allí los reyes de Hungría.

funicular_budapest

vistas_budapest

Desde el Bastión de los Pescadores podemos disfrutar de las mejores vistas de Budapest. Además el ambiente que hay y su estructura nos hace sentir como un miembro más de la realeza. Sus siete torres rinden homenaje a las siete tribus fundadoras de Hungría.

bastión_de_los_pescadores_budaspest

bastión_de_los_pescadores_budaspest

No dejéis de visitar una de las plazas más importantes y más bonita de toda la ciudad: la Plaza de los Héroes (situada en un extremo de la majestuosa avenida Andrássy, con la que conforma parte del conjunto Patrimonio de la Humanidad, declarado en el año 2002). En el centro de la plaza se alza el Memorial del Milenio (también llamado Monumento del Milenio o Monumento Milenario) junto a las estatuas de los líderes de las siete tribus magiares que fundaron Hungría en el siglo IX y de otras personalidades húngaras.

plaza_de_los_héroes_budapest

Por último, dejaros guiar por las callejuelas del centro de la ciudad baja (Pest) y disfrutad del plato típico húngaro: el Goulash, un estofado de carne muy muy rico.

goulash_budapest_hungría

Si os gustan los souvenirs, en el Mercado Central encontraréis gran variedad de ellos y muy baratos. Allí también podéis degustar en uno de los puestos el típico Lángos, una especie de masa que se fríe y encima puedes rellenarlo como quieras, como si fuera una pizza. Ñam!

langós_budapest

langós_budapest

Y vosotros, ¿aún os lo estáis pensando? No os perdáis esta impresionante ciudad, ¡¡vale mucho la pena!!

¡Muchas gracias por leerme viajeros! Si queréis seguir de cerca mis aventuras, seguidme en INSTAGRAM, en TWITTER y en FACEBOOK.

¡Que nunca os falten motivos para viajar!

Ray


¿Necesitáis un seguro de viaje para vivir vuestra experiencia al máximo sin preocuparos por nada? Aquí tenéis este súper descuento. Contratándolo por aquí también aportáis vuestro granito de arena a que 101 motivos para viajar siga existiendo 🙂 

 

101 motivos para viajar

¡Hola! Soy Ray. Periodista. Viajo desde mi primer año de vida, pero lo empiezo a contar solo a partir del año 2014, cuando nace 101 motivos para viajar. ¿Te unes a esta aventura interminable?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.