Cuando visité por primera vez Málaga lo único que quería era comer un buen pescado y, a poder ser, con vistas al mar, ya que estamos. Indagando un poco por Internet hablaban muy bien del Restaurante el Zagal situado en la zona de ‘el Palo‘. Así que para allá que me fui.

Llegando allí el local estaba lleno pero conseguí un sitio enseguida y además en un sitio para mí privilegiado: delante del asador de espetos de sardinas, ¡genial!

el zagal malaga

La carta al parecer tenía una oferta bastante amplia, pero digo ‘al parecer’ porque nunca llegué a verla. La pedí unas cuantas veces y nadie la trajo. Así que en este sentido el servicio fue un poco malo la verdad.

Pese a eso, justo delante de mi mesa, había un gran tablero en el que se podían ver algunas raciones que se servían sobre todo de pescado y ¡tan solo a 5 euros!  Así que me aventuré a pedir tres de ellas (adobo, pulpo y calamaritos) a parte de un ‘espeto’, típico del lugar.

espeto sardinas malaga

Espeto de sardinas

Para mi sorpresa las raciones eran grandes, cómo me gustan a mí, así que muy bien. Lo único que no me gustó es que las tres venían con el pescado rebozado y, aunque estaba muy bueno, se hacía muy pesado de comer, quitando todo lo sano que debería de ser. Pero como se dice por ahí: para gustos los colores.

pulpo el zagal malaga

Sin duda el local es una muy buena opción para los que visitáis Málaga y queréis comer pescado de calidad y a buen precio cerca del mar. Pese a la mala calidad del servicio de los camareros, estoy segura que, si conseguís una carta, podréis comer platos muy buenos y completos porque yo los vi en los de las mesas de al lado, jeje.

el zagal malaga


Si queréis seguir de cerca mis aventuras, seguidme en INSTAGRAM y TWITTER y ¡que nunca os falten motivos para viajar!

Ray

Pin It on Pinterest

Share This