Hoy os traigo un café especial, diferente y, en mi opinión, no apto para todos los paladares: el café árabe.

El café árabe, (llamado “Mırra” en árabe) se prepara con especias como el azafrán o el cardamomo, lo que da como resultado una bebida amarga y con sabor intenso, con un color verdoso. Es una forma típica de preparar el café en los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Este café tradicionalmente se sirve en pequeñas tazas llamadas finjaan, llenándolas solo hasta la mitad para permitir que se enfríen rápidamente. No se le añade azúcar, pero se sirve con algún dulce, generalmente con dátiles. La tradición dice que los invitados deben aceptar al menos una taza, por educación, aunque lo típico es beber tres.

Como #CoffeeLover ya sabéis que me pido un café allá adónde voy y si es alguno que aún no conozco ¡no me lo pierdo! Pero la verdad es que tengo que reconocer que este no me gustó nada de nada. Le di un trago y para mí fue suficiente. Tiene un sabor muy muy fuerte y muy diferente al del café tradicional. Aunque lo intenté acompañar con un dátil, su sabor no mejoró.

¿Habéis probado el café árabe?


Si queréis seguir de cerca mis aventuras, seguidme en INSTAGRAM y TWITTER y ¡que nunca os falten motivos para viajar!

Pin It on Pinterest

Share This