Tenerife es uno de esos lugares dónde nunca dejamos de conocer un rincón nuevo. Y es que esta isla ¡tiene tantos bonitos! De todos ellos, ¿qué cosas no podéis dejar de hacer si la visitáis? Os dejo mis 5 imprescindibles:

1. Visitar el Teide

Considerado como el monumento natural canario más emblemático, es sin duda la visita por excelencia en Tenerife. Es el pico más alto de España y el tercer mayor volcán del mundo. Su altitud convierte a Tenerife en la décima isla más alta del mundo. Además, el Teide forma parte del Parque Nacional del Teide, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007.

Podéis ir por libre o contratar alguna excursión. Además, cabe la posibilidad de que hagáis noche allí. Yo no lo he hecho nunca, pero al parecer contemplar el cielo estrellado desde allí es una auténtica pasada.

2. Subir al mirador de la Playa de las Teresitas

Es el mirador más famoso de la isla, desde el que se ve toda la playa y las vistas son increíbles. La forma más habitual y más fácil de llegar es en coche, aunque también podéis coger la línea 945 del bus desde Santa Cruz de Tenerife.

3. Disfrutar de la gastronomía canaria

Como buena amante de la gastronomía local, os recomiendo que no dejéis de probar los platos de la cocina canaria, varios de ellos de origen latinoamericano por la gran influencia que han tenido en las Islas Canarias.

Mis favoritos son las arepas (de origen venezolano) y el queso asado. Aunque no podéis dejar de probar sus papas arrugadas y la miel de palma, riquísima, un producto gourmet obtenida de la savia de las palmeras.

Queso asado con miel de palma
Papas arrugadas con mojo
Arepas

4. Visitar sus playas de arena negra

Otro de los grandes atractivos de Tenerife son sus playas de arena negra, de origen volcánico. Aunque lo cierto es que, a diferencia de otras islas canarias, también las hay de arena blanquita, para quienes lo prefieran.

Cuando pisé una playa de arena negra por primera vez no me apasionó, pero me parecía curioso y toda una experiencia. Ahora tengo que decir que me parecen súper bonitas y únicas.

Aunque en Tenerife hay muchas, mi favorita y una de las más conocidas es la Playa de Las Gaviotas, que se encuentran justo al otro lado de la Playa de las Teresitas pasando por el mirador. Es más bien una cala, y se sitúa en medio de unos acantilados lo que la hace aún más especial. También es una playa en la que está permitido el nudismo.

Playa de las Gaviotas

5. Vivir el carnaval de Tenerife

El carnaval tinerfeño es uno de los más famosos de España y del mundo. Dura nada más y nada menos que dos semanas, y es que lo dan todo durante esos días y celebran por todo lo alto el evento más famoso de su isla. Si tenéis la oportunidad de ir, no os lo perdáis.


Podéis seguir mis aventuras por también en INSTAGRAM y TWITTER ¡y que nunca os falten motivos para viajar!

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: