Italia

Verona respira amor

Julieta: ¿Cómo has llegado hasta este sitio, y cuál es tu propósito? Los muros de esta puerta son altos y no se pueden escalar; aquí podrías encontrar la muerte, siendo quien eres, si alguno de mis familiares te encontrara.

Romeo: Con las alas que me dio el amor, salté los elevados muros; además, no le tengo miedo a tus Íamiliares.

J: Te matarán si te encuentran aquí.

R: Diosa mía, tus ojos son más homicidas que las espadas de veinte familiares tuyos. Obsérvame sin enfado, y mi cuerpo se hará invensible.

J: Daría un mundo porque no te hallaran.

R: El velo lúgubre de la noche me protege de ellos. Sin embargo deseo morir a costa de sus manos, amándome tú, que eludiéndolos y salvarme de ellos, cuando me falte tu amor.

J: ¿Y quién te condujo hasta aquí?

R: El amor me dijo dónde vivías. Él me aconsejó; guió mis ojos que yo le había entregado. Sin ser nauchero, te juro que navegaría hasta la playa más lejana para enamorar joya tan estimada.

            

 

Verona es un destino perfecto para celebrar una escapada de San Valentín, pero también para ser visitada en cualquier época del año. Verona fue la ciudad italiana escogida por Shakespeare en 1597 para contar la bonita y fatídica historia de amor entre los jóvenes Romeo y Julieta. Desde entonces, Verona es visitada cada día por miles de turistas que pretenden conocer el escenario real de la obra.

Pese a que Verona pueda ser conocida por la historia de la familia de los Capuleto, es una ciudad imprescindible para visitar por cualquier viajero, y sobre todo para los más romanticones. A raíz de la fantástica historia romántica de Romeo y Julieta, se puede decir que los veroneses se aprovechan de ella para poder hacer negocio y generar más ingresos ya que, a día de hoy, no se ha comprobado la verdadera existencia de estos personajes -aunque sí las de sus familias, aunque no se sabe si su historia era tal y como se cuenta en el libro-.

Así es como nos encontramos con que nos cobran para visitar la casa de Julieta (donde se sitúa el balcón desde el que escuchaba los versos que le recitaba Romeo) y también para ver su tumba (unos 8 euros). Es curioso ya que cobran por ver algo que posiblemente nunca haya existido. Aún así muchos curiosos no pierden la oportunidad de hacerlo.

El patio en donde se sitúa este balcón es el más visitado de la ciudad. Delante hay una estatua de Julieta y se dice que si se le toca el pecho izquierdo tendrás suerte en el amor. En este lugar podemos encontrar también miles de papeles pegados a las paredes y candados jurando amor eterno.

Como no, también hay una tienda de souvenirs para los enamorados en la que no faltan corazones y artículos amorosos. En la puerta encontramos un pequeño buzón, ‘La posta di Giulietta‘, donde podremos echar nuestra carta con nuestras profundas dudas e inquietudes sobre el amor y esperar a que “Julieta nos conteste”. Dicen que sí que suele llegar “su” respuesta, pero a mí personalmente aún no me llegó y ya pasaron varias años. En realidad es el ‘Club di Giulietta‘ el que se encarga, desde hace más de un siglo, de contestar a todas las cartas que son enviadas a Julieta.

Como es de esperarse, Verona celebra San Valentín por todo lo alto y por eso del día 13 al 15 de febrero la ciudad está de fiesta. Por eso es muy buena idea visitar esta ciudad por esas fechas ya que, la ciudad de los enamorados, suele ofrecer algunas visitas gratuitas y otras con descuento para los que viajan en pareja.

Otros puntos turísticos a tener en cuenta cuando visitemos esta bella ciudad son:

  • El Arena di Verona, uno de los anfiteatros más importantes de la época romana y el segundo mayor de Italia después del Coliseo de Roma, con el que tiene un gran parecido. Si se visita durante los meses de verano se puede asistir a los conciertos y espectáculos de ópera que se realizan en él. 

arena di verona

 

  • La Piazza delle Erbe era un antiguo foro romano y hoy es la plaza más conocida de Verona y una de las más bonitas de Italia. En ella se sitúan varios edificios de gran interés arquitectónico (Torre dei Lamberti, Palazzo della Ragione, Casa dei Giudici, Capitello, Palazzo Comune, entre otros) junto a la Fontana di Madonna Verona. Desde la Torre di Lamberti se puede ver una impresionante vista de toda la ciudad. Desde las 8.00 horas hasta las 19.00 horas, de lunes a sábado, se instala en esta plaza un mercado en que se puede encontrar una gran variedad de productos, así como souvenirs (aunque la mayoría son sobre Romeo y Julieta).

 

 

  • Por otro lado, en la calle Mazzini, la calle principal de la ciudad, se pueden encontrar numerosas tiendas y establecimientos para los que quieran hacer compras más convencionales.

Para terminar vuestro día, os recomiendo que déis un paseo por las orillas del río que atraviesa la ciudad, el río Adigio, donde disfrutaréis de unas vistas bellísimas.

 

Acercarnos a Verona es muy fácil, sobre todo desde cualquier otra ciudad italiana, ya que está muy bien comunicada. Con un día es suficiente para conocerla y disfrutar de todo su romanticismo y su historia. Para mí Verona es una de las ciudades más bonitas de Italia y una de mis favoritas. Aunque turísticamente no tiene demasiado que ver en comparación con otras, Verona está muy limpia -algo poco típico en Italia- y muy cuidada, sobre todo el casco antiguo.

¿Estáis preparados para enamoraros de la ciudad del amor italiana?

¡Saludos, viajeros!

¡Nos leemos en el próximo post!

Ray

101 motivos para viajar

¡Hola! Soy Ray. Periodista. Viajo desde mi primer año de vida, pero lo empiezo a contar solo a partir del año 2014, cuando nace 101 motivos para viajar. ¿Te unes a esta aventura interminable?

También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.